S21-13-28-01

S21-13-28-01

EL MÓVIL COMO PROPAGADOR DE LAS REVUELTAS EN IRÁN DE DICIEMBRE DE 2017 El caso de la red social Telegram

Las recientes protestas en Irán han confirmado la importancia de las redes sociales y su influencia como medio propagador, no solo de noticias, sino también de corrientes de opinión y estados de ánimo capaces de desencadenar una revolución.

En un país de 70 millones de habitantes, más de la mitad, alrededor de 46, posee teléfono móvil y de ellos 40 millones, son usuarios de la red social Telegram, un servicio de mensajería rápido y eficaz que se ha convertido en el vehículo preferido por los iraníes para difundir mensajes contrarios al gobierno y al sistema político instaurado tras la Revolución Islámica. A través de Telegram, millones de ciudadanos siguen canales de información como AmadNews, cuya cobertura de las protestas y la publicación de noticias críticas con el gobierno, endureció la censura desde el ejecutivo, que solicitó a Telegram colaboración para eliminar el canal con la excusa de que incitaba a la violencia.

Al contrario que en 2009,  el uso de los dispositivos móviles en las revueltas de este invierno ha ayudado a amplificar el mensaje de los manifestantes, contagiando a grupos sociales que en los disturbios postelectorales de hace ocho años permanecieron leales al régimen y que sin embargo, ahora, han decidido protestar por la crisis económica y el empobrecimiento general. Hoy no es la clase media la que reclama libertad y democracia, son las grupos sociales más populares, aquellos que apoyaron la Revolución, los que exigen bienestar y empleo, utilizando el móvil como canal de comunicación en ausencia de prensa libre.

La actual crisis en Irán es una oportunidad para analizar el papel de las redes sociales, los medios de comunicación tradicionales y la censura, en un contexto de cambio permanente en una de las potencias de Oriente Medio. Un proceso complejo dinamizado por el simple, pero imprescindible, teléfono móvil.

 

Irán, redes sociales, Telegram, censura, Oriente Medio, Internet

Firmantes

Nombre Adscripcion Procedencia
Rafael Fernández Ruiz Universidad de Sevilla

ORGANIZA

COLABORA