S21-08

S21-08

El discurso nacionalista en los movimientos populistas. Totalitarismos del siglo XX y populismos en la era actual.

“Si la gente no cree que las matemáticas sean simples, es sólo porque no se da cuenta de lo complicada que es la vida”. John Von Neumann

 

El populismo, como medio de obtener el poder, y el totalitarismo, como ideología política, son conceptualmente distintos e incluso en ciertos aspectos contradictorios, pero comparten el interés de implantar un determinado discurso demagógico en los medios de comunicación. Y es por ello por lo que construyen un mensaje fundamentado en la emoción más que en la razón, y en la identificación de un enemigo común generalmente fuera de las fronteras.

Con este trabajo pretendemos profundizar en las raíces del nacionalismo radical como resultado de los movimientos denominados “populistas” en la actualidad, y sus semejanzas y diferencias con las corrientes de pensamiento totalitarias del siglo XX.

Aspirar al control de la opinión pública, construir un discurso simplista pero fácilmente comprensible por cualquier individuo, hacer uso de los lugares comunes y/o tópicos conceptuales, así como pretender el monopolio político e ideológico son algunos de los rasgos en común entre populismo y totalitarismo, además de:

– Transmitir un mensaje simplista. En un entorno social actual cada vez más complejo, aparece con claridad la simplicidad de sus promesas sociales.

– Se trata de un mensaje de masas. El objetivo de estos movimientos políticos es la conquista del poder mayoritario.

– El mensaje se estructura en base a la estigmatización del enemigo y bajo la promesa del cambio. Esto es, alude al discurso nacionalista y “verdadero” para justificar su ascenso al poder, erigiéndose como la única opción posible para preservar los intereses de la nación o país. Se trata, pues, de legitimar el discurso frente a un enemigo imaginario, de manera que la realidad se presenta de manera maniquea, es decir, entre una lucha del bien y el mal, “nosotros” y “ellos, patriotas y no patriotas, etc.

También abordaremos las similitudes que se pueden establecer entre esta forma de estructurar la comunicación, y un ejemplo histórico reciente como es la prensa infantil y juvenil del régimen franquista en la posguerra, que a partir de un entramado editorial en torno al Movimiento Nacional, configuró una serie de cabeceras al servicio de la causa patriótica que ejercieron como soporte formativo de varias generaciones de españoles, además de actuar como relevante fenómeno mediático, cultural y político-social.

Concluiremos con una defensa al pluralismo mediático que existe en las democracias como sistema más adecuado para el debate político, la divergencia ideológica, el pensamiento crítico y el ejercicio legítimo de los medios de comunicación.

 

 

  1. Jorge Bolaños y 2.Lucía Ballesteros

Firmantes

Nombre Adscripcion Procedencia
Manuel Jorge Bolaños Carmona Universidad de Granada España
Lucía Ballesteros Aguayo Universidad de Sevilla España

ORGANIZA

COLABORA